Bayer Pharma AG

Resumen del contenido

La hemostasia es necesaria para la supervivencia, pero la formación patológica de un trombo representa riesgos significativos para la salud. Un trombo patológico, que se forma cuando hay un desequilibrio en el sistema de coagulación de la sangre, puede potencialmente obstruir el flujo sanguíneo, dando lugar a varios cuadros clínicos graves. Pueden formarse dos tipos diferentes de trombos: trombos arteriales y trombos venosos. El patólogo Rudolph Virchow postuló que la formación y propagación de trombos se debía a anormalidades en tres áreas, conocidas colectivamente como la tríada de Virchow. Los médicos pueden ahora cuantificar algunos de estos factores que, cuando son anormales, están asociados a un mayor riesgo de tromboembolia venosa (ETV) y otras enfermedades cardiovasculares, así como de accidente cerebrovascular en pacientes con fibrilación auricular (FA).

Formación del trombo

Desarrollo de los trombos

Un trombo puede bloquear el flujo de sangre en una vena o arteria. Si se desprende de la pared del vaso y se aloja en los pulmones o en otros órganos vitales, puede convertirse en un émbolo potencialmente mortal.31 Un trombo patológico se forma cuando hay un desequilibrio en el sistema de coagulación de la sangre.28

La hemostasia es necesaria para la supervivencia, pero la formación patológica de un trombo representa riesgos significativos para la salud. El sistema de coagulación depende de un delicado equilibrio entre:

  • Los factores coagulantes y anticoagulantes naturales
  • El sistema de coagulación y fibrinolítico

Un desequilibrio en estos sistemas puede dar lugar a una coagulación patológica. El trombo resultante puede potencialmente obstruir el flujo de sangre, dando lugar a varios cuadros clínicos graves que incluyen ataques cardíacos y accidente cerebrovascular cardioembólico en pacientes con FA y ETV.10, 16, 31 La ETV puede manifestarse como TVP y/o EP, dos aspectos diferentes pero relacionados de la misma enfermedad.

Tríada de Virchow

Tríada de Virchow

La tríada de Virchow

Hace más de 150 años, el patólogo alemán Rudolph Virchow postuló que la formación y propagación de trombos se debía a anormalidades en tres áreas:

  • Flujo sanguíneo
  • Pared vascular
  • Componentes sanguíneos

Estos tres factores se conocen como la tríada de Virchow.30 Las características de esta tríada se han clarificado aún más en la actualidad:32, 33

  • Flujo sanguíneo: anormalidades de hemorreología y turbulencia en las bifurcaciones de vasos y las regiones estenóticas
  • Paredes vasculares: anormalidades en el endotelio, como ateroesclerosis e inflamación vascular asociada
  • Componentes sanguíneos: anormalidades en la coagulación, en las vías fibrinolíticas y en la función plaquetaria

Los avances en las técnicas de laboratorio permiten ahora a los médicos cuantificar algunos de estos factores relacionados con la trombosis que, cuando son anormales, confieren un estado «protrombótico» o «hipercoagulable».33

Este estado está asociado a un mayor riesgo de ETV y de otras enfermedades cardiovasculares, incluyendo la arteriopatía coronaria y la insuficiencia cardíaca, así como de accidente cerebrovascular en pacientes con FA.33

Pueden formarse dos tipos de trombo:

  • Trombo arterial (trombo blanco)
  • Trombo venoso (trombo rojo)

Los trombos arteriales y venosos difieren en composición y apariencia. Los trombos arteriales están compuestos en su mayor parte por agregados plaquetarios, lo que les confiere la apariencia de «trombos blancos». Los trombos venosos constan en su mayor parte de fibrina y eritrocitos, por lo que son conocidos como «trombos rojos».26


Artículos seleccionados