Bayer Pharma AG

Resumen del contenido

Comúnmente, se utilizan dos tipos de heparinas como anticoagulantes: la heparina no fraccionada (HNF) y las heparinas de bajo peso molecular (HBPM). La HNF ha sido utilizada para la prevención y el tratamiento de la trombosis durante varias décadas. Las HNF tienen un efecto anticoagulante y propiedades farmacológicas variables. También presentan una biodisponibilidad limitada y una respuesta anticoagulante muy variable. Las HBPM se obtienen de la HNF por despolimerización. Cada HBPM tiene una distribución de pesos moleculares específica que determina su actividad anticoagulante y su duración de la acción. Las HBPM están asociadas a una respuesta predecible a la dosis y menores efectos secundarios no hemorrágicos. Debido a varias ventajas clínicas, las HBPM han sustituido gradualmente a la HNF en la mayoría de las indicaciones.

Heparinas no fraccionadas y de bajo peso molecular

Heparina no fraccionada:

  • Utilizada para la prevención y el tratamiento de la trombosis durante varias décadas
  • La heparina se obtiene principalmente del intestino porcino101
  • Una mezcla de glucosaminoglicanos sulfatados de longitudes y pesos moleculares variables
  • El efecto anticoagulante y las propiedades farmacológicas varían con el tamaño de las moléculas
  • Administrada por vía parenteral
  • Su unión a las proteínas plasmáticas, plaquetas (factor plaquetario 4), macrófagos y células endoteliales, limita su biodisponibilidad y explica la alta variabilidad de la respuesta anticoagulante103
  • Inactiva varias enzimas de coagulación, incluyendo los factores IIa (trombina), Xa, IXa, XIa y XIIa, mediante la unión al cofactor AT103

Heparinas de bajo peso molecular:

  • Derivados de la HNF por despolimerización101
  • Cada HBPM tiene una distribución de pesos moleculares específica que determina su actividad anticoagulante y la duración de la acción, por lo que no siempre se puede sustituir un producto por otro
  • Las HBPM, utilizadas globalmente en la actualidad, incluyen enoxaparina, dalteparina, nadroparina, tinzaparina, certoparina, reviparina, ardeparina, panaparina y bemiparina104
  • Al igual que ocurre con la HNF, las HBPM inactivan varias enzimas de coagulación uniéndose a la AT,103 pero tienen una menor tendencia a unirse a otras proteínas que no sean AT y están, por tanto, asociadas a una respuesta predecible a la dosis y a menos efectos secundarios no hemorrágicos105

Debido a varias ventajas clínicas, las HBPM han sustituido gradualmente a la HNF en la mayoría de las indicaciones. Danaparoide, disponible en varios países, está clasificado como un heparinoide. Está compuesto de glucosaminoglicanos sulfatados y puede utilizarse como alternativa a la heparina en pacientes que sufren de una forma de trombocitopenia inducida por la heparina mediada por anticuerpos (TIH)103


Artículos seleccionados