Bayer Pharma AG

Resumen del contenido

Los antagonistas de la vitamina K (AVK) se han utilizado como anticoagulantes durante más de 50 años, ya que la vitamina K es una parte esencial del proceso de coagulación. La warfarina es el AVK utilizado con mayor frecuencia, aunque también se emplean otros derivados cumarínicos. Los AVK tienen muchas limitaciones y son difíciles de utilizar: los estudios muestran que menos de la mitad de los pacientes que utilizan warfarina permanecen dentro del intervalo terapéutico fuera del entorno sanitario. Debido a la variabilidad de la respuesta a la dosis con los AVK, resulta esencial vigilar el grado de anticoagulación. El índice internacional normalizado (INR) proporciona una medida estandarizada del efecto anticoagulante de los AVK.

Antagonistas de la vitamina K

  • La vitamina K es esencial para la síntesis de los factores II (protrombina), VII, IX y X, así como de la proteína C y la proteína S100
  • Los antagonistas de la vitamina K se han utilizado como anticoagulantes durante más de 50 años
  • La warfarina, un derivado sintético de la cumarina, es el AVK más utilizado,100 aunque también se utilizan otros derivados cumarínicos (fenprocumón y acenocumarol)

Las limitaciones de los AVK incluyen:100

  • Margen terapéutico reducido
  • Interacciones con fármacos y alimentos (p. ej., alimentos ricos en vitamina K)
  • Inicio y terminación retardados del efecto anticoagulante (esto es una limitación específica para la prevención de la tromboembolia venosa, en la cual la duración del tratamiento es relativamente corta)
  • Necesidad de un seguimiento frecuente de la coagulación y de ajustes de dosis

Debido a la variabilidad de la respuesta a la dosis con los AVK, resulta esencial vigilar el grado de anticoagulación.

El tiempo de protrombina (TP) es sensible a los cambios en la protrombina, el factor VII, el factor IX y el factor X. Debido a la variabilidad del reactivo de la prueba, la tromboplastina, los laboratorios hematológicos utilizan ahora un índice internacional normalizado (INR) para la medición de la prolongación del TP.101

  • El INR proporciona una medida estandarizada del efecto anticoagulante del AVK, que debería mantenerse en un estrecho margen para controlar la intensidad de la anticoagulación en los pacientes que toman AVK
  • En la mayoría de las patologías para las que se prescribe AVK, el intervalo terapéutico recomendado del INR es 2,0-3,0
  • A medida que aumenta el INR, aumenta el riesgo de hemorragia, que se duplica con cada incremento de un punto en el INR

El INR de un paciente debe supervisarse con frecuencia cuando:101

  • Se inicia un AVK
  • Se cambia la dosis
  • Hay cambios en la dieta o en los medicamentos que se sabe interaccionan con los AVK

Una vez alcanzada una dosis estable que produce un nivel INR terapéutico, la prueba debería repetirse idealmente cada cuatro semanas.101

Los polimorfismos en los genes del citocromo P450 2C9 (que es el responsable de la eliminación metabólica de la warfarina) y de la vitamina K epóxido reductasa (que recicla la vitamina K) afectan a la farmacodinámica de la warfarina.102 Actualmente, se están realizando investigaciones sobre la utilidad clínica de la prueba del polimorfismo genético para guiar la dosificación de AVK.


Artículos seleccionados