Bayer Pharma AG

Contenido fundamental de este artículo

La arteriopatía coronaria (AC) es una causa importante de insuficiencia cardíaca (IC) crónica. La disnea, el edema en tobillos y el cansancio pueden ser indicativos de IC en pacientes con antecedentes de AC. Los pacientes con AC e IC son tratados con una combinación de farmacoterapia y cambios en el estilo de vida, y puede que se les ofrezca un dispositivo implantable. Los pacientes con IC presentan riesgo de tromboembolia. Los anticoagulantes se administran a pacientes con fibrilación auricular e IC, pero faltan datos para su uso en pacientes con IC y un ritmo sinusal normal. El estudio de fase III COMMANDER HF evaluará rivaroxabán en pacientes con IC crónica y AC.

Insuficiencia cardíaca y arteriopatía coronaria

Se estima que la arteriopatía coronaria (AC) es la causa principal de insuficiencia cardíaca (IC) crónica en el 65 % de los pacientes, y conlleva un mayor riesgo de hospitalización y mortalidad.406, 407

La relación entre AC e IC se debe a los factores de riesgo compartidos para ambas patologías:408, 409

  • La AC puede precipitar un infarto de miocardio (IM),408 lo que conlleva muerte celular y conduce potencialmente a IC con pérdida de la función ventricular izquierda (VI) y una reducción de la fracción de eyección408, 409
  • La hipertensión, la diabetes mellitus y el colesterol alto pueden conducir a la ateroesclerosis y la AC, así como a IC asociada a una insuficiencia VI pero con mantenimiento de la fracción de eyección409
  • La AC puede estar asociada al desarrollo de arritmias cardíacas como la fibrilación auricular y posteriormente a la IC409

La mejora de la supervivencia en los pacientes que han sufrido un IM puede ser la responsable de la mayor importancia de la AC como causa de la IC crónica.407

Interrelación de la etiología de la arteriopatía coronaria y de la insuficiencia cardíaca409

Los pacientes con antecedentes de AC que presentan disnea, edema de tobillos o cansancio pueden tener IC, en particular si han sufrido un IM reciente.409, 410 El diagnóstico se confirma con frecuencia mediante ecocardiografía y electrocardiografía, aunque los péptidos natriuréticos son también cada vez más utilizados como biomarcadores de la cardiopatía o de un aumento de la carga cardíaca.411

Los pacientes con AC e IC son tratados utilizando una combinación de:

  • Tratamientos farmacológicos, incluidos los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina y bloqueantes β (para pacientes con IC y reducción de la fracción de eyección;{412–414} la efectividad de estos agentes no está demostrada en pacientes con mantenimiento de la fracción de eyección 415, 416)
  • Cambios en el estilo de vida, tales como dejar de fumar409
  • Fármacos que ayudan a tratar los factores de riesgo presentes, tales como niveles altos de lípidos y diabetes409
  • Dispositivos para ayudar a prevenir la muerte súbita cardíaca, tales como los cardioversores/desfibriladores implantables411
  • Técnicas quirúrgicas, incluidas la revascularización, la reparación de la válvula mitral y la restauración ventricular407

Los pacientes con IC crónica presentan riesgo de acontecimientos tromboembólicos debido a la incapacidad del corazón para bombear sangre con eficacia

  • La anticoagulación se administra como norma a los pacientes con IC y fibrilación auricular, pero faltan datos sobre su uso en pacientes con IC que presentan un ritmo sinusal normal417
  • El estudio en curso aleatorizado y controlado con placebo de fase III COMMANDER HF (NCT01877915) evaluará la eficacia y seguridad de rivaroxabán para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular, IM o muerte en 5.000 pacientes con IC crónica y AC de importancia clínica, y proporcionará datos valiosos sobre el potencial uso de rivaroxabán en esta población de pacientes

Artículos seleccionados

Las personas que leyeron este artículo, leyeron también: