Bayer Pharma AG

Resumen del contenido

Conforme a las actuales guías clínicas, las mujeres con antecedentes de trombosis venosa profunda (TVP), embolia pulmonar (EP) o trombofilia conocida, deben comenzar el tratamiento anticoagulante tan pronto como sea posible durante el embarazo. La tromboprofilaxis después del parto no está generalmente indicada, pero puede estarlo en ciertos casos. Es esencial una estratificación del riesgo adecuada para determinar si la tromboprofilaxis es necesaria y guiar la intensidad de la tromboprofilaxis para mantener el equilibrio óptimo entre eficacia y seguridad. La heparina de bajo peso molecular (HBPM) es la heparina de elección para la profilaxis en pacientes embarazadas. Las estrategias mecánicas de profilaxis para las mujeres embarazadas incluyen: fisioterapia y ejercicio; uso de medias de compresión gradual; bombas de pie; y dispositivos de compresión neumática intermitente.

Prevención de la tromboembolia venosa en el embarazo

Conforme a las actuales directrices, las mujeres con antecedentes de TVP, EP o trombofilia conocida, deben comenzar el tratamiento anticoagulante tan pronto como sea posible durante el embarazo, debido a la posibilidad de aparición de ETV en todos los trimestres.267

La tromboprofilaxis se recomienda en mujeres embarazadas que tienen o han tenido:

  • ETV previa
  • Trombofilia, incluyendo ciertas mutaciones genéticas concomitantes, como polimorfismos en los genesdel factor V (factor V Leiden) y la protrombina (G20210A)
  • Deficiencia de antitrombina
  • Síndrome antifosfolipídico267, 268

La tromboprofilaxis después del parto no está generalmente indicada, pero puede estarlo en caso de:

  • Parto prolongado
  • Parto con fórceps medio
  • Inmovilidad después del parto269

Es esencial una estratificación del riesgo adecuada (incluyendo una valoración de los antecedentes de la paciente) para determinar si la tromboprofilaxis es necesaria y guiar la intensidad de la tromboprofilaxis para mantener el equilibrio óptimo entre eficacia y seguridad.

  • En una cohorte de 810 mujeres embarazadas en las cuales la intensidad de los tratamientos tromboprofilácticos se determinó de acuerdo con la estratificación del riesgo, se observó una baja incidencia de ETV sintomática, con bajas tasas de hemorragia clínicamente relevante y de otros acontecimientos adversos.270

La heparina de bajo peso molecular (HBPM) es la heparina de elección para la profilaxis en pacientes embarazadas debido a su aceptable perfil de seguridad tanto para la madre como para el feto, así como por la comodidad de su pauta de administración una vez al día, en comparación con la heparina no fraccionada (HNF).271, 272
Las estrategias profilácticas mecánicas para las mujeres embarazadas incluyen:

  • Fisioterapia y ejercicio
  • Uso de medias de compresión gradual
  • Bombas de pie
  • Dispositivos de compresión neumática intermitente258

Las recomendaciones para el tratamiento de la ETV en el embarazo se recogen en las guías clínicas.


Artículos seleccionados