Bayer Pharma AG

Tratamiento de la TVP y la EP

Tratamiento de la TVP y la EP

Un diagnóstico y tratamiento tempranos de la trombosis venosa profunda (TVP) es esencial para disminuir tanto el riesgo de recurrencia como el de una embolia pulmonar (EP) potencialmente mortal. Tradicionalmente, el tratamiento inicial de la TVP y la EP comienza con un anticoagulante parenteral, para pasar después a un tratamiento a más largo plazo con un antagonista de la vitamina K (AVK). Otra opción es el inhibidor directo del factor Xa rivaroxabán, un anticoagulante oral. Este enfoque con un solo fármaco elimina la necesidad de la administración solapada de heparina y un AVK, que puede ser compleja debido al requerimiento de supervisión de la coagulación y de ajuste de la dosis del AVK. El uso de medias de compresión es un importante complemento al tratamiento farmacológico en pacientes con TVP. Otros enfoques de tratamiento de la tromboembolia venosa (ETV) pueden incluir cirugía, trombectomía guiada con catéter o terapia trombolítica.


Trombosis venosa profunda

La trombosis venosa profunda (TVP) es generalmente la formación de un trombo en las venas profundas de la pierna, aunque la TVP puede también producirse en las venas de las extremidades superiores. La TVP puede ocurrir espontáneamente sin una causa subyacente conocida, o bien después de acontecimientos que la provoquen, como un traumatismo, cirugía o patología aguda. Las complicaciones de la TVP incluyen embolia pulmonar (EP), síndrome postrombótico (SPT) y un riesgo de recurrencia de la ETV. La puntuación Wells, una puntuación clínica de uso habitual, cuantifica la probabilidad de que un paciente determinado tenga TVP. Aunque una puntuación Wells alta indica una probabilidad clínica de TVP, debe utilizarse una técnica objetiva de diagnóstico por imagen, como la ecografía de compresión, para confirmar o descartar la TVP.