Bayer Pharma AG

  • Balance de los beneficios y riesgos del tratamiento

    Balance de los beneficios y riesgos del tratamiento

    El uso de anticoagulantes para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular debería balancearse considerando la seguridad y las cuestiones de cumplimiento terapéutico y supervisión; las decisiones clínicas deben siempre sopesar los beneficios y riesgos de cualquier opción de tratamiento. La principal complicación asociada al uso de anticoagulantes y antiagregantes plaquetarios es la hemorragia. El riesgo de hemorragia varía con la edad y es sustancialmente mayor en los pacientes ancianos.

  • Otras opciones

    Otras opciones

    En el año 2010, los EE. UU. autorizaron el uso de AtriClip, un dispositivo de oclusión de la orejuela auricular izquierda (OAI), en pacientes que se van a someter a cirugía a corazón abierto y tienen también fibrilación auricular (FA) o un riesgo elevado de desarrollar FA. En un estudio del dispositivo de oclusión percutánea de la OAI, WATCHMAN, se encontró que el dispositivo no fue inferior a la warfarina para la prevención del accidente cerebrovascular, la embolia sistémica y la muerte cardiovascular o inexplicada en pacientes con FA no valvular y una puntuación CHADS2 de ≥1. Sin embargo, el dispositivo estuvo también asociado a un mayor riesgo de acontecimientos adversos.

  • 1
  • 2

Prevención secundaria ampliada de la tromboembolia venosa

Prevención secundaria ampliada de la tromboembolia venosa

Aunque el riesgo de tromboembolia venosa (TEV) recurrente se reduce tras los primeros meses de tratamiento, se mantiene un riesgo residual. Para los pacientes que han recibido tratamiento anticoagulante durante un máximo de tres meses tras un primer episodio de trombosis venosa profunda sintomática, el riesgo acumulado de recurrencia de la TEV es de aproximadamente el 18 % tras dos años, el 25 % tras cinco años y el 30 % tras ocho años. Pese a este riesgo, los médicos concluyen con frecuencia la anticoagulación después de 6-12 meses porque se considera que el riesgo de hemorragia supera el riesgo de TEV recurrente. EINSTEIN CHOICE evalúa en el actualidad la dosis ya establecida de 20 mg de rivaroxabán una vez al día, una dosis reducida de 10 mg de rivaroxabán una vez al día y una dosis de 100 mg de ácido acetilsalicílico una vez al día para la prevención a largo plazo de la TEV recurrente. Los resultados pueden permitir adaptar el tratamiento anticoagulante al perfil beneficio-riesgo de cada paciente.


Sobre la arteriopatía coronaria y periférica

La arteriopatía coronaria (AC) y la arteriopatía periférica (AP) coexisten con frecuencia, siendo la segunda un marcador de ateroesclerosis sistémica. La mayoría de los pacientes con AP presentan también AC concomitante, y una gran parte de la morbilidad y mortalidad en pacientes con AP están relacionadas con el infarto de miocardio, el accidente cerebrovascular isquémico y la muerte cardiovascular. Una mejor comprensión de la asociación fisiopatológica subyacente entre AC y AP llevará al desarrollo de opciones terapéuticas más seguras y efectivas que podrían beneficiar el tratamiento clínico de los pacientes con una o ambas patologías.


La arteriopatía coronaria y periférica como factores de riesgo de trombosis arterial

La relación entre la aterotrombosis y la isquemia es bien conocida en la actualidad. Una mejor comprensión de los mecanismos fisiopatológicos subyacentes ofrecerá nuevos conocimientos para el desarrollo de anticoagulantes más efectivos y seguros para la prevención secundaria de la aterotrombosis aguda, con un beneficio terapéutico para los pacientes con arteriopatía coronaria y/o periférica.


Tratamiento de la arteriopatía coronaria y periférica

El tratamiento de la arteriopatía coronaria y de la arteriopatía periférica puede ser complejo debido a las frecuentes comorbilidades, que pueden también requerir tratamiento (p. ej., diabetes, hiperlipidemia, obesidad e hipertensión). El tratamiento puede mejorarse con una mayor formación del médico y el paciente y con el uso de las directrices más recientes.


Nuevos estudios sobre la prevención de la trombosis en pacientes con arteriopatía coronaria y periférica

La arteriopatía coronaria/periférica ateroesclerótica está asociada a un mayor riesgo de infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y muerte por causas cardiovasculares. Varios ensayos clínicos han determinado que los antiagregantes plaquetarios reducen este riesgo, pero el papel de los anticoagulantes orales en la prevención de complicaciones cardiovasculares en pacientes con arteriopatía coronaria con o sin arteriopatía periférica es incierto.


Publicaciones sobre trombosis recomendadas por el Comité Asesor

Thrombosisadviser.com proporciona información actualizada para médicos y pacientes sobre enfermedades tromboembólicas.Acceda al contenido científico más reciente y actualizado procedente de prestigiosas revistas con revisión externa.

Advisory Board